Fueron los fenicios y los griegos quienes implantaron el olivo en la Península Ibérica. Pero, sin duda, la gran expansión y mejoramiento del cultivo de este fruo llegó a manos de los romanos. Estos lo llevaron a todas sus colonias para que también allí se produjera.

En nuestra finca “El Campanario”, situada en el término municipal de Escacena del campo (Huelva), desde hace 5 generaciones tratamos de obtener lo mejor de los terrenos arcillosos propios del Campo de Tejada. Contamos con producción de secano, regadío y también con un olivar único, en zona próxima a la sierra y muy cerca de las famosas ruinas de Tejada.

Sobre el año 1960 fueron sembrados los olivos que actualmente podemos encontrar y, algunos años después, D. Mariano Jiménez (veterinario en la comarca) y Dña. Mercedes Romero llevaron a cabo numerosas innovaciones en cuanto a técnicas de cultivo y riego, así como de introducción de nuevas variedades de semillas y ganadería de todo tipo. El objetivo era obtener los mejores rendimientos de la finca, aprovechando la calidad de sus tierras y el acceso abundante de agua a través de los pozos en funcionamiento.

En el año 2016 llevamos a cabo la transformación a ecológico del olivar y parte de la tierra de labor, ya que la familia Jiménez Romero, propietaria de la finca, siempre tuvo un sueño, una pasión… “el amor por el campo, el cuidado del medioambiente y la biodiversidad para obtener los mejores alimentos ecológicos”.

El aceite de oliva virgen extra La Trajana es un coupage de 4 variedades de aceitunas típicas de Andalucía. Una combinación que nos permite obtener un aceite fresco y fragrante con un sabor tradicional y poco amargo.

Lechín 

Característica de las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz, Málaga y Huelva. Su nombre es debido al color blanquecino de su pulpa. 
Su árbol es capaz de soportar bien las sequías y los fríos adaptándose a los terrenos calidos y pobres. Produce un aceite fluido de sabores vegetales, con amargor medio que deja esencias de almendra verde en la boca.

Verdial  

De esta variedad se obtienen aceites afrutados, con sabor muy dulce y agradable sin ningún tipo de amargor o picante. Son ricas en ácido linoleico. Lo normal es que se mezclen con otras variedades como la hojiblanca, resultando un coupage organoléptico perfecto y con una estabilidad media.

Picual

Representa el 20% del olivar mundial y en España alcanza el 50%. Su difusión geográfica está ligada a Andalucía, principal región productora del mundo.
Los olivos picuales tienen una alta productividad, con un rendimiento graso, un elevado índice de estabilidad y un alto contenido en ácido oleico.
Los aceites de llano son aceites de gran cuerpo, normalmente amargos, con cierto sabor a madera. Los de montaña, suelen ser más suaves, aunque con un sabor fresco y agradable.

Arbequina

Se halla entre las variedades españolas más conocidas. Son aceitunas pequeñas, pero muy apreciadas por su precoz entrada en producción, elevada productividad y buen rendimiento graso (entre las variedades con mayor porcentaje de extracción de aceite).

Son aceites que presentan un olor afrutado fresco con aromas a almendras y otras frutas. Amargan y pican muy poco y de entrada presentan una gran suavidad y en los que a veces se atisban aromas exóticos.